Pobres Siervas

facebook

Las Hermanas Pobres Siervas de la Divina Providencia es una Congregación religiosa fundada por San Juan Calabria en 1910, en Verona- Italia. 

Don Calabria hacía ya varios años que había fundado la Obra acogiendo niños pobres y se había dado cuenta de cuánto sus pequeños necesitaban la ayuda y figura materna. Primeramente pide ayuda a las Hermanas de la Misericordia para que le dieran una mano, sobre todo en las tareas de la cocina y la lavandería. 

Ellas lo ayudaron por un tiempo, pero no les fue permitido continuar este servicio, por lo que Don Calabria pide al  Cardenal: “¿Y si algunas mujeres se juntaran para estos servicios, usted estaría contento?” “Apruebo y bendigo” le respondió el Cardenal. Así es que comenzando por Angelina De Battisti y continuando con muchas otras buenas y generosas mujeres, el 17 de Abril de 1910 iniciaba la congregación. El 13 de Diciembre de 1911, las primeras siete emitieron los votos simples y privados de castidad, pobreza y obediencia, dedicándose así totalmente a la Obra. Las primeras hermanas han dejado un ejemplo de entrega generosa y abandonadas en la Providencia se han donado completamente, e incluso, varias de ellas han muerto sin ver ninguna luz de futuro, solamente confiando en el Señor que las había llamado a formar parte de la Obra y en la palabra de San Juan Calabria.
Al nacer y ser fundadas por el mismo Fundador de los Pobres Siervos, ellas poseen y viven el mismo carisma calabriano, el de reavivar en el mundo la fe y la confianza en Dios Padre Providente, a través de su vida entregada en la consagración religiosa y en el servicio que la misma Divina Providencia les va confiando.

Mientras aumentaba el número de hermanas se fueron distribuyendo en varios lugares de Italia, siempre colaborando con las Obras de los Pobres Siervos de la Divina Providencia.
En 1974 las primeras hermanas llegaron a Brasil. A partir de allí, fueron abriendo varias comunidades en Uruguay, en Argentina, en Paraguay, en Angola, en India, en Filipinas, en Rumania y en Kenia. En cada país surgieron varias comunidades a su vez, siempre en comunión y colaboración con la Obra de los Pobres Siervos de la Divina Providencia.
Las Pobres Siervas de la Divina Providencia fueron aprobadas como Congregación Religiosa el 17 de Abril de 1989.

Hoy, las Pobres Siervas de la Divina Providencia, junto con las Hermanas Misioneras de los Pobres y los Laicos Calabrianos, forman la Familia Calabriana, una pequeña luz que busca iluminar la oscuridad de un mundo que, como el mismo Don Calabria afirmaba, “ha perdido el rumbo porque se ha alejado de Dios, la fuente de la vida; ha abandonado las prácticas del Santo Evangelio. 

Necesitamos vivir la fe verdadera que considera a Dios, no sólo como creador y señor, sino sobre todo como Padre, abandonados filial y confiadamente en sus manos paternales y providentes”.